Árabes y fenicios.

Líbano es un país desordenado, caótico y sucio. En Líbano hay zonas en las que el gobierno libanés no pinta nada y que el poder efectivo está en manos de milicias armadas. En la capital se reproduce este fenómeno. En Líbano hay campos de refugiados palestinos a los que a pesar de llevar decenas de años viviendo en este país no se les concede la nacionalidad y por tanto no pueden trabajar, lo que no perjudica a nadie tanto como a los libaneses. En Beirut también hay barrios enteros que se consideran campos de refugiados. En Líbano conviven 17 grupos religiosos diferentes (18 si contamos a los 500 judíos contados que hay). Entre los libaneses es normal preguntarse directamente a qué grupo pertenecen, o más sutilmente, que en qué barrio viven, de dónde vienen sus padres o como se apellidan. Las calles de Beirut y todos los pueblos y carreteras del país están atestadas de carteles con las fotos de sus mártires (abertzale style) y de sus líderes políticos. Los líderes políticos de cada facción son hijos de los anteriores líderes de la misma facción, en la mayoría de los casos asesinados. Todos sus políticos, durante los últimos 50 años, pertenecen a solamente unas 500 familias. La casta política parasitaria que diría Don Enrique de Diego, y que aquí se alimenta principalmente de una sociedad fragmentada que no acaba de cicatrizar las viejas heridas. Son políticos que viven de sus creencias religiosas. No tienen mayor ideología que la pertenecía  a una facción religiosa o a otra. Su único objetivo es liderar la forzada representación de su grupo en la vida política. Esta representación es forzada porque constitucionalmente está determinado a qué grupo religioso debe pertenecer el presidente (cristiano maronita), el primer ministro (suní), el presidente del parlamento (chií) y demás cargos, así como las proporciones en que se reparten los cuarenta y pico ministerios. Su sistema es una farsa democrática. Llevan cinco meses sin poder formar gobierno. En Líbano hay muchísimo dinero. Son unos comerciantes natos, son descendientes de los fenicios. Los cristianos dicen que ellos no son árabes, que son fenicios (y yo visigodo, no te jode). Al libanés medio le gusta aparentar. Da igual que credo profese. Por Beirut hay Porches a patadas. Muchos hechos una mierda, pero Porches al fin y al cabo. También muchos BMW. Muchos hechos una mierda, pero el caso es tener un BMW. Las chicas se arreglan de manera exagerada, ultramaquilladas y horteras hasta el hastío. En Líbano el índice de operaciones de estética por habitantes es el mayor del mundo. En Beirut, si una mujer paga la cuenta habiendo hombres en el grupo, es una humillación para estos. En Beirut hay bares de diseño, restaurantes mega famosos y discotecas de gente cool. Los precios en estos sitios son desorbitados. 

En Líbano conviven en aparente harmonía un sinfín de grupos religiosos enfrentados a muerte en muchos otros puntos del planeta. En Líbano hay mezquitas al lado de iglesias e incluso una sinagoga. En Líbano los musulmanes son más abiertos (hay de todo) y laicos que en cualquier otro lugar. En Líbano los cristianos son más cerrados desde el punto de vista religioso que los musulmanes. En Beirut conviven musulmanas con velo, con musulmanas con minifalda; gente ostentosa incluso por encima de sus posibilidades, con gente sencilla incluso por debajo de sus posibilidades. Musulmanas que beben alcohol y comen jamón se relacionan con musulmanes muy religiosos y se respetan. Beirut es una de las diez mejores ciudades del mundo para salir de fiesta según la Time Out. En Líbano, hay multitud de actividades culturales, conciertos, cines, fiestas, bares normales con precios normales y maravillosamente baratos restaurantes de  maravillosa cocina local. Las libanesas son preciosas, todas, guapas y sensuales a más no poder. Las que se arreglan demasiado pierden todo su atractivo desde mi punto de vista, pero las que no, son para llevarlas al altar. En Líbano llevan cinco meses sin gobierno y la gente es más feliz que un regaliz, nunca han vivido un periodo tan tranquilo y próspero con éste, ja!  . Líbano fue bombardeado hace tres años y está casi reconstruido. Los libaneses siempre salen adelante.  En Beirut la gente te saluda por el barrio. En Beirut es difícil encontrar alguien con quien no puedas comunicarte, hablan mil idiomas. Hassan, el frutero de abajo, sólo habla árabe, pero con una mezcla de palabras sueltas en inglés, francés, español y árabe nos comunicamos. Su cuerpo mustio, sus falanges mutiladas y cada pliegue de su rostro denotan mil vivencias que de haberlas padecido nos sumirían en la más profunda tristeza. Pero Hassan siempre tiene una sonrisa y un marhaba que ofrecer. Su único defecto es que es del Madrid. En Líbano hay multitud de gente de extrema amabilidad y gran sentido del humor, cualidades estas que yo aprecio sobremanera. Gente que ha vivido situaciones terribles frivoliza con ellas y las relativiza. No son unos lloromicas. En esta ciudad puedes salir a tomar una cerveza tranquilamente en un lugar agradable, con música agradable y con compañía  agradable. Lo sé, no parece gran cosa, pero lo es todo.

Published in: on 19 octubre 2009 at 5:47  Comments (5)  
Tags: ,

Alegres melodías

Mientras unos dilucidan entre si Madrid o Río es la ciudad adecuada para albergar unos JJOO, yo dilucido sobre qué 20 kilos de material vario, son imprescindibles para una estancia duradera. Afortunadamente, el clima mediterráneo limita las necesidades de ropa de abrigo, ese es el único consuelo.

El “Attack” de The Revillos gira en mi tocadiscos, quizá por última vez en mucho tiempo, mientras degusto un delicioso racimo de uva de la variedad “valencia”, que yo mismo cogí en mis haciendas bercianas. Uno de esos insignificantes momentos de felicidad que propoirciona la vida al que es poco exigente con ella.

Me dispongo a continuar la lectura de “Rebelión en el desierto” de T.E. Lawrence, que felizmente sustituyó a mi anterior lectura, “Viaje a la luz del Cham” de Rosa Regás, un libro de viajes sobre Siria. Y abandoné su lectura al poco de comenzarlo, no porque subitamente el país dejase de ser tan interesante para mí, sino porque era una mierda. Uno que es fan de los libros de viajes y claro, con referentes como Kapuscinski y Kaplan, ese despropósito literario de  la señora Regás, no provocó ni el más mínimo impulso lector. ¿A qué viene un alegato desatado contra las bolsas de plástico en medio de un libro de su experiencia en Siria? ¿A qué vienen tanto detalles y anécdotas superfluas y pueriles sobre cuestiones que poco o nada tienen que ver con Siria y que podrían haberse desarrolla con Albacete como contexto?

Así que rápidamente me di a lectura de otro de los libros que compré para informarme sobre Oriente Medio, en este caso, la versión resumida de la obra magna de Lawrence, el de Arabia de toda la vida. Está siendo mucho más agradable, entretenido e interesante, aunque a veces se pierde demasiado en enumeraciones de etnias, tribus, jerifes… Quería acabarlo antes de partir pero va a ser que no, no me va a dar tiempo y voy a tener que cargar con él que por cierto tiene una edición de mierda. Para un libro de ese tamaño podían haber sacado una edición de bolsillo, pequeña, barata y práctica, ¡pero no! Apuestan por una cara y de gran tamaño, con pastas blandas y una calidad ínfima. El caso señores de la Editorial Montesinos, es que a un libro totalmente nuevo y que me ha costado veintipico eypos, ya se le ha desprendido un taco de páginas.

En cuanto lo acabe procederé a iniciar la lectura del libro que Don Eduardo me ha recomendado, “El cercano Oriente” de su idolatrado Isaac Asimov, del que sólo he leído “Una breve historia de la química” (en realidad no pasé de la página 10), un peñazo que me mandó leer un incauto profesor de química en el colegio. Pero le daremos una oportunidad al bueno de Isaac, que para algo era un tío listo.

Published in: on 2 octubre 2009 at 16:19  Comments (5)  
Tags:

Sobre Siria

Siria es un país situado en Oriente Medio, con las siguiente coordenadas: 33º30′ N 36º18′ E. Tiene una superficie total de 185,180 kilómetros cuadrados (incluyendo los 1.295 kilómetros cuadrados correspondientes a los Altos del Golán, ocupados por Israel desde la Guerra de los Seis Días), aproximadamente una tercera parte de la superficia de España (incluyendo los 6.800 kilómetros cuadrados correspondientes a Gibraltar, ocupado por la Pérfida Albión desde tiempos inmemoriales). Limita con Israel, Líbano, Jordania, Turquía e Iraq y tiene 193 kilómetros de costa mediterránea.

El clima es mediterráneo en la franja litoral. Un cordillera la separa del interior, de clima desértico y con varios picos volcánicos. El noreste es montañoso y el río Éufrates cruza el país de norte a sureste. Resumiendo, en verano hace caló y en invierno frío, qué cosas.

Su población es de 20,178,485 con 1,05 hombres por cada hembra (1,06 a partir de octubre). La esperanza de vida es de 71,19 años y la edad media 21,7. El 90% son musulmanes y el resto cristianos (armenios principalmente); también hay una pequeña comunidad judía en algunas grandes ciudades. El idioma oficial es el árabe y el gentilicio, “sirio”.

La República Árabe Siria es definida en la Constitución como Democrática, Popular y Socialista (a diferencia de España que es Democrática, Popular o Socialista). La Constitución confiere al Partido Baaz liderazgo político y social. El presidente (que debe ser musulmán) es elegido cada siete años en una especie de elecciones primarias en las que se viene a decidir al líder del Baaz. Hay otros partidos menores legales que apoyan al predominante; otros opositores no reconocidos legalmente y varios partidos kurdos declarados ilegales. El Baaz controla los tres poderes. El presidente de la República es Bashar Al-Assad, un oftalmólogo hijo del anterior presidente y que viene siendo una mezcla entre el príncipe Felipe y Aznar.

El PIB en 2008 fue de 40.000 millones de $, con un crecimiento del 4,8%, nada mal. La Renta Per Capita es de unos 2.000 $ al año. La estructura económica del país se sustenta en dos pilares: la agricultura y los hidrocarburos. La tasa de desempleo es del 8,6%  y un 11,9% de sus habitantes viven debajo del umbral de la pobreza. La Balanza por Cuenta Corriente arroja un saldo negativo y la deuda externa alcanzó unos 7.000 millones de $ en 2009.

Esto, a grandes rasgos, es Siria.

Published in: on 25 agosto 2009 at 19:44  Comments (1)  
Tags: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.